Historia del fundador

Linderman Ariza Q

En el año 2018, Linderman Ariza, un joven emprendedor, decidió iniciar un proyecto que le había estado dando vueltas en la cabeza durante algún tiempo: crear su propia marca de morrales. A pesar de no tener conocimientos previos en costura, decidió comprar los materiales que consideraba adecuados para su proyecto y empezó a experimentar con una máquina de coser antigua que encontró en su casa.

Con mucho esfuerzo y dedicación, él logró ensamblar los materiales de cuero, lona y cremallera para crear su primer morral. A pesar de que no era perfecto, sentía una gran satisfacción al ver que había logrado dar forma a su idea.

Con el tiempo, y gracias a su perseverancia, este joven pudo mejorar sus habilidades en la costura y fue capaz de crear una pequeña colección de 10 morrales. Con la ilusión de vender sus productos, se acercó a diferentes tiendas, pero lamentablemente ninguna mostró interés en su marca.

No dispuesto a darse por vencido, Linderman decidió seguir buscando una oportunidad para su marca. Fue entonces cuando decidió visitar Villa de Leyva, un hermoso pueblo colonial en Colombia, donde encontró un lugar donde ofrecer sus productos.

Allí, él consiguió vender todos sus morrales en un solo día, lo que le dio la confianza necesaria para seguir adelante con su proyecto. Desde entonces, ha trabajado arduamente para mejorar sus diseños y calidad de sus productos, y ha logrado establecer su marca como una opción única y de alta calidad para quienes buscan morrales únicos y duraderos, tiene un local donde exhibe y un taller donde los fabrica. Con su pasión y perseverancia, Linderman ha logrado convertir su proyecto en una empresa exitosa y reconocida llamada Ox Mountain, hoy en día tiene como marca The Mountain Atelier.

Ox Mountain | The Mountain Atelier



Formato de contacto